¿Qué son los puentes dentales?

La caída de dientes es un problema que afecta a muchas personas en la actualidad. Los diversos factores que pueden provocar su pérdida son muchos, como por ejemplo un golpe o traumatismo o una enfermedad como la diabetes. Hoy, este problema puede afectar tanto a la salud de la persona como pasar a ser un problema estético, lo que origina que aquellos que lo sufren tiendan a buscar una rápida solución.

Los avances que han aparecido dentro de la odontología han propiciado buscar una solución favorable para las personas que se les han caído algún diente. Por ello, los puentes dentales se han convertido en la gran solución para este problema. En este artículo vamos a analizar cuáles son características y funcionalidades.

¿Qué son los puentes dentales?

Los puentes dentales son prótesis dentales que se colocan dentro de la boca con el fin de sustituir piezas dentales que se han perdido o ya no se tienen. Se colocan a modo de “puente” entre dos dientes naturales o implantes. De esta forma es posible rellenar el hueco que ha dejado la pieza dental perdida.

Son muy parecidos a las coronas dentales, pero se diferencias en que los puentes se nutren de los dientes adyacentes para encontrar el soporte que necesitan. Estos se realizan a medida del paciente, con el objetivo de que se parezcan el máximo posible a las piezas dentales naturales que tiene.

¿Por qué elementos están compuestos?

En los puentes dentales debe haber dos elementos que son fundamentales para que cumplan su función de la forma más efectiva:

–           Pilar. Son los dientes naturales que soportan al puente y se sitúan en ambos laterales de la prótesis. Su misión fundamental es la de ejercer de anclaje y soportar las cargas orales.

–           Póntico. Es el diente artificial que sustituye la pieza dental y que se sostiene apoyándose en los pilares anteriormente descritos.

¿Qué tipos de puentes dentales existen?

Existen diversos tipos de puentes dentales dependiendo del lugar donde se necesite que vayan colocados y del material que estén fabricados. Con todo ello, las distintas categorías son:

Puentes tradicionales

Se utilizan en aquellos casos donde el puente se va a situar entre dientes naturales. Es esencial que tenga a ambos lados dientes naturales de la propia persona. Al tener punto de apoyo, son muy cómodos para masticar y distribuir la fuerza de la mordida por toda la boca. Una de las ventajas que tienen es su durabilidad, ya que, si se mantienen con la higiene y el cuidado que necesitan, puede mantenerse en perfectas condiciones durante un largo periodo de tiempo.

Puentes cantiléver

Utilizados para aquellos casos donde se utiliza un diente como pilar, es decir, la pieza póntica está anclada por un lado a este. Como solo se apoya sobre un lado, no es recomendable utilizarlo para la parte posterior de la boca, ya que es en esa zona donde más presión y fuerza se realiza en la mordida.

Puente Maryland

Se caracteriza por tener en la pieza póntica dos aletas laterales de metal en la parte interna que proporcionan el soporte necesario sobre los dientes adyacentes. Son perfectos para los casos donde sea necesario realizar un puente dental en la zona delantera de la boca. Una de sus ventajas en la poca preparación necesaria del lugar para su colocación, pero sí será esencial una buena valoración de la mordida para concretar cómo de viable es el puente Maryland para ese caso.

Puentes dentales

¿Cuáles son los beneficios de los puentes dentales?

Los puentes dentales ofrecen una variedad de beneficios y ventajas, entre los que se encuentra:

–           Mejora la salud. No reponer un diente que ya no se tiene puede acarrear en la persona numerosos problemas bucales. Por ejemplo, puede ocurrir que los dientes que se encuentra a ambos lados del agujero comiencen a moverse y cambiar de lugar. Así, provoca cambios en la mandíbula y en la mordida.

–           Resistencia en la mordida. El puente dental está fabricado con un material que es bastante resistente. Así, consigue asegurar en el paciente que no se pierda la firmeza y solidez de la mordida.

–           Durabilidad. Los puentes dentales son capaces de perdurar un largo periodo de tiempo en nuestra boca si se cuidan con las instrucciones precisas que nos proporciona un especialista.

–           Mejorar la estética personal. Muchas personas se convencen de colocarse un puente dental porque no se ven contentos con la zona vacía que ha dejado el diente en su boca. Así, el puente es una buena opción para erradicar este problema y mejorar la autoestima.

En Clínica Dental Acacias queremos conseguir que siempre tengas una feliz sonrisa. Por eso, somos expertos en los puentes dentales. Si quieres saber más sobre este tratamiento estético, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Queremos estar aquí para ti y te atenderemos y resolveremos todas tus dudas.

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)
0 / 5

Your page rank:

Comparte:

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso.

Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios